Carl Großmann

Carl Friedrich Wilhelm Großmann nació en la ciudad de Neuruppin, localidad perteneciente a la República de Weimar (Alemania), el 13 de Diciembre de 1863. Tuvo una infancia bastante agitada ya que figuran hasta 25 detenciones por robos diversos, agresiones sexuales e incluso pederastia en su historial antes del estallido de la I Guerra Mundial en 1914.

Carl Friedrich Wilhelm Großmann

A pesar de su apariencia de mendigo, en realidad se trataba de un carnicero más o menos próspero que prefería alimentarse mendigando para poder gastarse el dinero en prostitutas y en alcohol. Fue juzgado en Octubre de 1899 por haber abusado sexualmente de dos niños, uno de 10 años y otro de 4 y condenado a 15 años de cárcel. Fue puesto en libertad en 1913 y una vez libre se puso a trabajar en un restaurante hasta el año siguente que se alistó en el ejército para combatir en la Gran Guerra -nombre dado a la Iª Guerra Mundial hasta el estallido de la IIª-. Una vez finalizada ésta regresó a su localidad natal y amparado en su historial bélico (con una condecoración incluída) logró que le concediesen un pequeño préstamo y se estableció como carnicero en las cercanías de la estación de ferrocarril de Silesia, donde regentaba un pequeño puesto de venta de salchichas que gozaba de bastante popularidad debido a su calidad. A pesar de ser una persona bastante huraña, Carl gozaba de cierta fama por sus productos y gracias a esto pudo devolver el préstamo en tan sólo tres meses. Como su trabajo le mantenía bastante ocupado, empezó a contratar a mujeres desempleadas y vagabundas para que le atendiesen la casa mientras él estaba en el trabajo, alguna de las cuales incluso llegó a estar al frente del puesto cuando Carl iba a comprar carne o a manufacturar sus ya famosas salchichas. No obstante era raro que las mujeres estuviesen con él mas de una o dos semanas, probablemente por el propio carácter de Carl.
El 21 de Agosto de 1921 Carl fue visto en compañía de una mujer por sus vecinos, quienes más tarde se alarmaron por escuchar gritos provenientes de la casa de éste seguidos por un repentino silencio y alertaron a la policía. La policía fue a su casa y llamaron a su puerta, pero Carl se resistía a abrir, por lo que la echaron abajo. Lo que encontraron fue a Carl tratando de esconder un brazo amputado que presumiblemente era de la mujer que lo acompañaba ya que no había vuelto a salir. En un registro posterior se encontraron restos de unas manos humanas carbonizadas en la estuifa de carbón. En una búsqueda por los alrededores se encontraron restos humanos que dados los métodos de la época no pudieron ser identificados con seguridad, pero se calculó que debían pertenecer a un mínimo de 26 personas distintas.
Una vez en comisaría Carl confesaría tres asesinatos, aunque las pruebas contra él indicaban que estaba mintiendo por lo que se prolongaron los interrogatorios antes de llevarlo para ser juzgado. Se extendió rápidamente la creencia de que Carl utilizaba a sus víctimas para elaborar sus salchichas, aunque esto jamás pudo ser probado. De hecho, toda la carne que se encontró en su casa era de vacuno y de cerdo, los tipos de carne que se utilizan para elaborar las salchichas Bratwurst por las que Carl era conocido. También se especulaba sobre el montante del número de víctimas. La policía creía contar con pruebas de 26 asesinatos, el imaginerío popular hablaba de 100 o incluso 150 víctimas, pero probablemente este extremo jamás se llegue a saber.
Carl Großmann nunca fue juzgado ya que se suicidó la madrugada del día 5 de Julio de 1922 ahorcándose con una cuerda hecha con las sábanas de la cama de su celda.

2 comentarios el “Carl Großmann

  1. Muy buena la historia, la desconocíamos. !Cuántos asesinos en serie ha habído en la historia! Nosotras hemos empezado un blog sobre asesinos en serie, dedicamos la semana a explicar un caso en concreto. Nos guardamos el nombre de este, por si alguna vez lo tratamos también!

    Si quieres pasarte y dejar cualquier sugerencia o comentario, será bienvenido.

    Muchas gracias y saludos! Te seguimos leyendo

    http://lahuella-delcrimen.blogspot.com

  2. jurliki dice:

    Lo cierto es que han existido muchísimos más de lo que la gente suele (o prefiere) creer. En este humilde blog hasta el momento tan sólo van reseñados una pequeña porción de los asesinos y asesinas de los que se tiene constancia. Si no me equivoco llevo publicados unos 160 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s