Louise Peete

Lofie Louise Preslar nació el 20 de Septiembre de 1880 en el seno de una familia acaudalada de Bienville, Louisiana. Desde niña fue a los centros educativos más caros de la región, en un intento por darle la mejor educación posible, aunque el carácter rebelde de Louise ocasionaba que la expulsasen de un centro tras otro invariablemente.

Louise Peete

Una vez que tuvo que renunciar a estudios superiores dedicó su tiempo a la vida social, dada la elevada posición económica de su familia. Conoció a un rico empresario textil llamado Henry Bosley, con quien se casaría en el año 1903. Poco tiempo después de la boda su marido la descubrió con otro hombre en su propia casa, lo que ocasionó que Henry se suicidase y que sus padres la desheredasen. Tras esto se mudó a Boston, donde siguió codeándose con la alta sociedad hasta que sus recursos económicos empezaron a menguar. Entonces decidió dedicarse a la prostitución, labor que ejercía con ricos empresarios que había conocido y que le reportaba grandes beneficios.
Cuando comenzaron sus problemas con la ley por su profesión, decidió poner tierra de por medio y mudarse a Texas. Se estableció en la ciudad de Waco, donde conoció a un rico empresario del petróleo llamado Joe Appel, con quien inició una relación sentimental. En el año 1911 Joe Appel fue encontrado asesinado en su casa, con evidencias de hacer sido despojado de sus joyas (era un hombre con un exagerado y desmedido gusto por los anillos, los relojes y las cadenas de oro). Fue acusada de asesinato, detenida y juzgada, aunque logró convencer al jurado de que ella había asesinado a su pareja defendiéndose de un intento de violación. Se expresó con tanta elocuencia y vehemencia que el robo de joyas pasó desapercibido por completo y logró salir absuelta.
En el año 1913 se casó con un encargado de un hotel llamado Harry Faurote, a quien engañaba constantemente y quien, al igual que su primer marido, no pudo soportar encontrar a Louise en su propia cama con otro hombre y también se suicidó.
Poco después se mudó a Denver (Colorado), donde conoció a un rico empresaio llamado Richard Peete, con quien se casó en el año 1915. Poco después del nacimiento de la única hija del matrimonio, Louise los abandonó y se fue a vivir a Los Ángeles, donde empezó una relación con un empresario de la industria petrolífera llamado Jacob C. Denton, a quien había conocido en su etapa de prostituta de lujo en Boston. En el año 1920 denunció la desaparición de Jacob y volvió de nuevo con su marido y su hija a Denver. Cuando la policía registró el domicilio de Los Ángeles, descubrieron el cadáver de Jacob enterrado en el patio trasero de la mansión, por lo que fue emitida una orden de búsqueda y captura contra Louise. Fue juzgada por asesinato, encontrada culpable y condenada a cadena perpetua, aunque gracias a su elevada posición económica logró salir en libertad condicional tras pasar tan sólo 18 meses en la cárcel con la ayuda de una rica mujer llamada Emily Dwight Latham. Durante ese año y medio de prisión además se quedó viuda ya que su marido no fue capaz de soportar la presión y acabó suicidándose.
Richard Peete había cambiado su testamento antes de suicidarse y no había dejado nada a su mujer, por lo que al salir ésta de la cárcel se vio obligada a trabajar para subsistir. Encontró trabajo como empleada de hogar en casa de una rica viuda llamada Jessie Marcy, a quien había conocido en las cenas de alta sociedad a las que la llevaba su difunto marido y con quien había congeniado mucho. Dos semanas después de su llegada, un jardinero de avanzada edad que llevaba casi 50 años al servicio de Jessie falleció en extrañas circunstancias. Poco después de la muerte del jardinero también falleció la señora de la casa, quedándose Louise nuevamente en la calle.
Tras haberla ayudado a salir en libertad, Emily Latham volvió a ayudarla dándole trabajo en su propia casa. Emily murió poco tiempo después de la llegada de Louise, y, al igual que sucedió con Jessie Marcy, su muerte aunque sospechosa fue atribuída a causas naturales dada su avanzada edad.
Después de esto encontró nuevamente trabajo como ama de llaves en una mansión ubicada en la exclusiva zona de Pacific Palisades, propiedad de un millonario Arthur C. Logan. Al poco tiempo de la llegada de Louise, la mujer de Arthur, Margaret Logan, desapareció. En aquella época Louise conoció a un hombre llamado Lee Borden Judson, con quien se casó poco tiempo después.
Las sospechas sobre la posible participación de Louise en el asesinato y posterior desaparición de Margaret Logan comenzaron cuando Lee Borden descubrió varios intentos de falsificación de la firma de ésta hechos por su mujer. Al parecer, Louise pretendía falsificar cheques utilizando el nombre de la difunta. Lee fue entonces a comisaría a denunciar lo que a él le parecía una sospecha fundad, y la policía no tardó en detener a su mujer.
Louise Peete fue interrogada y una vez en comisaría confesó haber asesinado a seis personas. Fue formalmente acusada de seis asesinatos y llevada ante un jurado que la encontró culpable por unanimidad, lo que facultó al juez a otorgar el castigo máximo previsto por la ley: la pena de muerte.
El día 11 de Abril del año 1947 Louise Peete fue conducida a la cámara de gas de la prisión estatal de San Quintín, donde se le puso fin a sus días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s