Billy Cook

William Edward Cook, conocido como Billy Cook, nació el 23 de Diciembre de 1928 en Joplin, en el estado de Missouri (Estados Unidos). Su madre murió por tuberculosis cuando él contaba con 5 años de edad, y su padre se transladó a una mina abandonada junto a Billy y sus otros hijos, a quienes abandonaría a su suerte con unos pocos alimentos una semana más tarde.

William Edward Cook

Por suerte para ellos, fueron descubiertos poco tiempo después por un policía que estaba dando un paseo y llevados a un orfanato inmediatamente. Sus hermanos fueron adoptados en un breve período, aunque Billy se mostraba reacio a ser adoptado. Primero fue puesto bajo custodia estatal y con el tiempo fue a vivir con una mujer sin trabajo que aceptó que el Estado le pagase la manutención del niño y algo de dinero por su dedicación. A pesar de los esfuerzos de la mujer, Billy se resistía a aceptarla, y cuando contaba con 12 años ya había cometido una serie de robos. Un juez decidió que era preferible traspasarlo a un reformatorio en vez de buscarle otro hogar y una vez que cumplió 17 años, debido a su mala conducta en el reformatorio, fue enviado a la cárcel. Estando en prisión se comportó de un modo bastante violento, llegando a agredir a otros internos con un bate de béisbol. Finalmente, fue puesto en libertad a mediados de 1950 cuando ya contaba con 20 años, de los que 8 los había pasado encerrado.
Una vez libre regresó a Joplin, en donde se reunió con su padre para comunicarle que no quería saber nada de él y que de ahí en adelante se mantendría “vagabundeando con la ayuda de las armas”. Se dirigió a la pequeña ciudad de Blythe, en una zona desértica de California. Allí comenzó a trabajar esporádicamente como friegaplatos, aunque esta actividad la compaginaba con diversos robos por la región. Estuvo allí hasta justo antes de las Navidades de ese año (1950), fecha en la que decidió cambiar de aires nuevamente y se dirigió a El Paso (Texas).
El 30 de Diciembre de ese año se encontraba en Lubbock haciendo autoestop cuando fue recogido por un mecánico llamado Lee Archer. Una vez en el vehículo, sacó una pistola que había comprado poco antes y encañonando a Lee lo obligó a darle su cartera y a salir del vehículo para introducirse en el maletero. Billy se fue en el coche sin saber qué hacer con Lee, aunque éste, dados sus conocimientos por su profesión, logró forzar la cerradura y se tiró del vehículo cuando éste iba a poca velocidad. Billy siguió conduciendo hasta que se acabó el combustible, momento en el que abandonó el coche y se puso a hacer autoestop nuevamente. En esta ocasión paró Carl Mosser, un hombre que iba acompañado en su furgoneta por su mujer, sus tres hijos y el perro que tenían como mascota. Apuntando a Carl lo obligó a conducir sin rumbo fijo durante tres largos días, hasta que en una parada para repostar Carl intentó dominarlo. No lo consiguió ya que Billy resultó demasiado fuerte para él, por lo que volvieron al coche y cerca de Joplin los obligó a bajar del vehículo, donde asesinó a toda la familia a disparos, perro incluído. Abandonó los cuerpos cerca de la mina donde su padre lo había abandonado y se marchó en dirección a Blythe una vez más. A la altura de Oklahoma el coche quedó sin combustible, por lo que lo abandonó en un camino rural. En el coche, sin darse cuenta, también se dejó la documentación de su arma, por lo que cuando las autoridades encontraon un coche lleno de sangre y con varios orificios de bala tuvieron un nombre que investigar.
Como se había dado su nombre a las autoridades y a la prensa, un empleado de un motel alertó de que había un hombre llamado William Cook en su establecimiento, por lo que el sheriff Homer Waldrip se dirigió hasta allí. Billy vio venir el coche, por lo que se ocultó tras la puerta y sorprendió a Homer sacándole el revólver desde atrás. Luego lo obligó a subir al coche patrulla y a conducir sacándolo de allí. Cuando llevaban unos 60 kilómetros andados, Billy le dijo a Homer que se bajase del coche y se tendiese boca abajo en una zanja que había allí. Primero le dijo que lo iba a matar de un disparo en la cabeza, pero luego lo consideró mejor y le dijo a Homer que no le mataría por el aprecio que sentía por su mujer, quien según palabras de Billy le había tratado respetuosamente y como un ser humano, lo que para él había sido una experiencia “única en toda la gente que conocía y maravillosa”
Abandonó allí a Homer y después dejó el coche patrulla en un camino poco transitado. Volviendo a la carretera, hizo autoestop y un viajante comercial llamado Robert Dewey, a quien secuestró como venía siendo habitual en él y lo hizo conducir durante varias horas. En un momento dado, Robert intentó hacerse con el arma de Billy, pero resultó herido en un brazo por un disparo accidental durante el forcejeo. El coche se salió de la vía y chocó contra una roca, haciendo que Robert perdiese el conocimiento. Billy aprovechó la situación y le descerrajó dos disparos en la cabeza matándole en el acto, antes de tirar su cuerpo en una hondonada cercana.
Otra vez andando por la carretera se cruzó con James Burke y Forrest Damron, dos hombres que estaban haciendo un viaje de caza. Les hizo señas para que parasen y les preguntó si podían acercarlo a Blythe, a lo que ellos accedieron. Una vez en marcha sacó su revólver y les obligó a dirigirse hasta México, cruzar la frontera y dirigirse hasta Santa Rosalía. Una vez que estaba allí, un oficial de policía llamado Luis Parra que accidentalmente reconoció a Billy por la descripción que había visto en los periódicos se acercó tranquilamente a él por la espalda y le arrebató el arma, deteniéndole en el acto. Una vez que lo llevó a comisaría y lo metió en una celda avisó a las autoridades estadounidenses de que había atrapado a Billy Cook. Al día siguiente lo llevó esposado hasta la frontera y lo entregó a dos agentes del FBI que se habían desplazado al lugar.
A pesar de haber confesado el asesinato de la familia de Carl Mosser, sólo fue juzgado por el asesinato de Robert Dewey. El jurado lo encontró culpable y el juez lo condenó a muerte.
William Edward Cook falleció en la cámara de gas de la Prisión de San Quintín el 12 de Diciembre de 1952.

5 comentarios el “Billy Cook

  1. Axel Andrés dice:

    Wow! Interesante la historia de Cook. Gracias.

  2. David dice:

    Es cierto que la canción de Riders on the storm de The Doors habla de éste asesino?

    • jurliki dice:

      Se dice que algún fragmento pudiese hablar de Billy Cook, ciertamente. La verdad es que eso yo no puedo confirmarlo, a ver si alguien que pase por aquí puede arrojar luz.
      Un saludo.

      • rodrigo dice:

        claro que habla del asesino. hay un segmento en la cancion que dice “hay un asesino en la ruta”. si ven el video, es una representacion del asesinato. saludos

    • Laura dice:

      “Riders On The Storm” sacado como single del álbum L.A. Woman, de 1971, el último disco con Jim Morrison, que habla del asesino “Billy Cook”, quien mató a una familia al hacer un auto stop y mató a la familia que le recogió. Evidencia de éste echo se refleja sobretodo en la línea “There’s a killer on the road”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s