El carnicero de Blind Creek

Gerard John Schaefer nació en Wisconsin el 25 de Marzo de 1946, aunque poco después de su nacimiento la familia se trasladó a Atlanta. Allí creció demostrando ser un chaval con un alto cociente intelectual con sus brillantes notas en la escuela. En el año 1960 la familia se volvió a trasladar, esta ver a Fort Lauderdale, en Florida.

Gerard John Schaefer

Allí comenzó a sentirse atraído por la tortuta animal y por la lencería femenina. Llegó a travestirse por la calle, algo que al parecer hizo con intención de evitar su alistamiento militar para ir a la Guerra de Vietnam, algo que logró. Compaginaba estas actividades con la de ser un mirón, especialemnte con una vecina suya llamada Leigh Hainline, quien lo sorprendía espiándola a todas horas.
Tras graduarse con notas altas en el intituto St. Thomas Aquinas, en 1964, fue a la universidad a estudiar magisterio. Una vez licenciado como docente encontró trabajo en un instituto, unaque fue despedido poco tiempo después por haber demostrado un comportamiento altamente inadecuado. Fue sorprendido espiando en los baños de los alumnos y en el gimnasio por el propio director en varias ocasiones.
Tras este despido imtentó meterse en un seminario para hacerse sacerdote, aunque no lo admitieron. Con la idea de labrarse un futuro se convirtió en policía en el año 1971.
El 21 de Julio de 1972 mientras estaba patrullando con su coche recogió a dos jóvenes de 17 y 18 años que estaban haciendo autoestop. En lugar de llevarlas a donde le pedían las llevó hasta una zona boscosa, donde las amarró a sendos árboles y las amenazó con matarlas o con venderlas a una red de prostitución. Mientras se encontraba profiriendo estas amenzas sonó la radio del coche patrulla llamándole, con lo que se marchó después de decirles que volvería. Las jóvenes lograron soltarse en su ausencia y se dirigieron de nuevo a la carretera, donde las recogío un coche que las llevó a la comisaría más cercana; esa comisaría era en la que trabajaba John Schaefer.
Cuando John regresó se encontró las ataduras tiradas en el suelo, por lo que llamó a comisaría diciendo que “había hecho una tontería”. Explicó que había atado a dos jóvenes a unos árboles amenazándolas con “cosas” horribles para concienciarlas de que era un riesgo enorme hacer autoestop. Su jefe no le creyó y le levantó cargos por secuestro y agresión. Fue puesto en libertad al admitirse el pago de fianza.
Dos meses más tarde, el 27 de Septiembre, secuetró, torturó y asesino a Susan Place, de 17 años, y a Georgia Jessup, de 16, para enterrarlas posteriormente en la isla Hutchinson. En Diciembre se presentó ante el tribunal por el caso de las dos jóvenes que le habían denunciado, y tras llegar a un acuerdo con la fiscalía lo condenaron a un año de cárcel.
En Abril de 1973, seis meses después de su desaparición, aparecieron los cuerpos descompuestos de Susan y Georgia. La autopsia reveló que habían estado atadas a árboles mientras eran torturadas, algo que a los investigadores les recordó el caso protagonizado por John. Lograron autorización judicial para registrar la casa de su compañero, y en una habitación encontraron varias libretas donde se relataban los asesinatos de varias mujeres. También encontraron objetos como ropa o diarios pertenecientes a varias jóvenes que habían desaparecido en la zona entre 1969 y 1973; incluso se encontraron un collar de Leigh Hainline. Leigh desapareció en 1969 tras dejarle una nota a su marido anunciándole que lo abandonaba por un amigo de la infancia; la nota curiosamente estaba escrita en una máquina de escribir, objeto del que carecían Leigh y su marido y que en un principio desconcertó a todo el mundo.
Con estas pruebas, John fue detenido y puesto a disposición judicial. En el juicio fue acusado del asesinato de Susan y de Georgia y hallado culpable, suponiéndole una condena de dos cadenas perpetuas. las posteriores investigaciones indicaron que John pudo estar detrás de al menos una treintena de desapariciones de autoestopistas jóvenes. John inició desde la cárcel una serie de denuncias contra periodistas por retratarle “falsamente”, según él. Estas denuncias iban desde haber sido llamado asesino en serie hasta incluso por habrle descrito como una persona con sobrepeso. Todas las denuncias fueron desestimadas, así como las apelaciones a su condena.
El 3 de Diciembre de 1995, Gerard John Schaefer fue encontrado muerto en su celda. Había sido apuñalado hasta morir por otro interno, Vicente Rivera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s