Melvin Rees

Melvin David Rees nació en Washington D.C. en el año 1933. Apenas se sabe nada de su infancvia, tan sólo que se crió con su madre ya que su padre los abandonó poco después de nacer Melvin. Estudió en la Universidad de Maryland situada en College Park, ubicada a las afueras de Washington.

Melvin Rees

A mediados de la década de los años 50 del siglo XX, dejó la universidad para proseguir una carrera musical en el mundo del Jazz. Melvin era conocido por ser un saxofonista de bastante talento, al igual que también era bueno con el clarinete o con el piano. En 1955 fue arrestado por intentar secuestrar a una mujer no identificada de 35 años, aunque la víctima logró escapar y finalmente retiró la denuncia.
El 26 de Junio de 1957 una pareja formada por Margaret Harold y un sargento del ejército que estaba de permiso fueron obligados a echarse fuera de la carretera por el vehículo que conducía Melvin. Tras salir del coche, Melvin se dirigió al otro vehículo y les ordenó bajar la ventanilla mientras les apuntaba con una pistola. Como se negaron a darle dinero y cigarrillos, Melvin le disparó a Margaret a quemarropa en el rostro, causándole la muerte. Su pareja logró escapar y gracias a la mala puntería de Melvin consiguió salir indemne. Acudió a una granja cercana desde donde llamó a la policía, quienes le recogieron y acompañaron al lugar de los hechos. Una vez que llegaron se encontraron el cadáver desnudo de Margaret, del cual había abusado Melvin.
En una búsqueda por la zona que se llevó a cabo inmediatamente no lograron encontrar al autor del asesinato, aunque encontraron un edificio abandonado con una ventana forzada. En el interior del edificio hallaron una habitación con las paredes empapeladas en fotografías pornográficas, así como imágenes de autopsias intercaladas. Encontraron así mismo una fotografía de un anuario de instituto, que un policía identificó como una vecina suya, Wanda Tipton. Ella colaboró con la policía y ante la descripción del individuo que había hecho el militar dijo conocer vagamente a alguien muy parecido con quien había mantenido una relación sentimental, aunque hacía un par de años que no sabía nada de él.
El 11 de Enero de 1959 la familia formada por Carroll Jackson, su mujer Mildred y sus hijas Susan y Janet, estaban de visita en Apple Grove y desaparecieron sin dejar rastro. Los Jackson eran una familia normal, sin ningún enemigo conocido, lo que desconcertó completamente a las autoridades y a sus familiares y amigos. Al día siguiente apareció su vehículo abandonado en una cuneta llena de maleza. La policía inspeccionó el vehículo en busca de algún indicio, aunque no lograron encontrar nada relevante.
Tras dos meses sin noticias, unos hombres que estaban cortando maleza descubrieron el cadáver de Carroll en una zanja; le habían disparado en la base del cráneo. Una vez que alzaron el cadáver descubrieron que debajo estaba el de Janet, un bebé de 18 meses que había sido arrojada a la zanja antes aún con vida y que falleció asifixiado bajo el peso de su padre.
El 21 de Marzo fueron hallados los cadáveres de Mildred y Susan en una zona boscosa relativamente cercana, presentando ambos signos de violación y de tortuta.
En una búsqueda por la zona los investigadores llegaron hasta un edificio abandonado, curiosamente el mismo que habían descubierto cuando investigaban el asesinato de Margaret Harold. En el interior del mismo encontraron un botón rojo que correspondía con los que tenía el vestido de Mildred, por lo que establecieron que la habían llevado hasta allí antes de matarla. Ante la similitud de ambos casos, comenzaron a pensar que tal vez se tratase del mismo autor y la alarma de un asesino en serie saltó a los periódicos; precisamente el concepto de “asesino en serie” comenzaba a extenderse en aquella época.
En aquella época, así mismo, la investigación criminal tal como la conocemos hoy en día estaba en sus inicios, y en ocasiones se recurría a cualquier cosa con tal de resolver un caso, “médiums” y “psíquicos” incluídos. Esta investigación no fue una excepción, y en ella intervino el “prestigioso mentalista” Peter Hurkos. Le permitieron acceder a las posesiones de las víctimas, a sus casas y el predijo que el culpable sería detenido en un lapso de dos semanas. Se detuvo a un presunto culpable que trabajada como basuerro, quien confesó incluso los crímenes (se cree que en connivencia con Peter Hurkos), aunque realmente resultó no ser él y fue ridiculizado por haberse inculpado de unos crímenes que no había cometido.
La policía de Norfolk recibió entonces una carta anónima (que resultó ser obra de un hombre llamado Glenn Moser) en la que sugerían que se investigase a Melvin Rees. En la carta declaraba que solía mantener conversaciones de índole filosófica con Melvin (si bien bajo los efectos de las drogas) y que en alguna ocasión Melvin había sostenido que el asesinato era simplemente una experiencia más en la vida, de la cual quería ser partícipe en alguna ocasión. Estas conversaciones se habían mantenido poco antes de la desaparición de la familia Jackson. Así mismo decía que era perfectamente factible que hubiese sido el asesino de Margaret Harold, ya que ambos se encontraban en aquella zona como viajantes de una marca de productos de limpieza en aquellas fechas.
Comenzaron a investigarlo, pero había desaparecido; en su última mudanza no había dejado señas de su futura ubicación. Tras una ardua investigación de más de dos años, finalmente fue encontrado y detenido en Octubre de 1960. Tras un juicio fue declarado culpable de cinco homicidios y condenado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.
En 1995, a los 63 años de edad, Melvin David Rees falleció por un ataque al corazón dentro de su celda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s