Christopher Wilder

Christopher Bernard Wilder nació el 13 de Marzo de 1945 en Sydney (Australia), hijo de un padre oficial naval estadounidense y una madre australiana. Vino al mundo con el cordón umbilical enredado en el cuello, lo que estuvo a punto de ocasionarle la muerte.

Christopher Wilder en una fotografía de un periódico

Cuando contaba con dos años en un descuido de su madre casi muere ahogado en una piscina. Tras una infancia y juventud normales, fue acusado de participar en una violación en grupo entre 1962 y 1963. Se declaró culpable, por lo que fue puesto en libertad condicional al no tener ningún antecedente. Durante los dos años posteriores recibió tratamiento de elctroshock, lo que a decir de los expertos pudo haber aumentado su agresividad sexual. También estaba obsesionado con la novela de John Fowles llamada “El coleccionista”, editada en 1963; tal era su obsesión que era capaz de recitar de memoria gran parte de la novela.
En el año 1968 se casó, aunque su mujer lo abandonó tan sólo una semana más tarde. Deprimido, decidió emigrar a los Estados Unidos, donde empezó un pequeño negocio inmobiliario. Lo cierto es que le fue muy bien en ese campo, logró amasar una pequeña fortuna y vivía en una casa de lujo en la avenida Mision Hill. También desarrolló un gusto por la fotografía.
A pesar de esto, entre 1971 y 1975 tuvo varios juicios por cargos relacionados con abusos sexuales. Incluso llegó a violar a una joven a la que atrajo con la idea de hacerle un reportaje fotográfico. Curiosamente, a pesar de la gravedad de este hecho no llegó a entrar en la cárcel, puesto que le impusieron una sanción económica que pudo pagar sin mayor problema.
En el año 1982, mientras se encontraba visitando a sus padres en Australia, contactó con dos jóvenes de 15 años y las obligó a posar desnudas para una sesión fotográfica. Fue detenido por esto, aunque su padre le pagó la fianza y le permitieron volver a Florida mientras esperaba a que saliese el juicio, previsto para Abril de 1984. De vuelta en Estados Unidos, comenzó la temporada en el campeonato IMSA GTU a bordo de un Porsche 911, otra de sus pasiones. En el transcurso del Gran Premio de Miami, el 26 de Febrero de 1984, desapareció una de las modelos del Paddock, la joven Rosario Gonzalez. El 5 de Marzo desapareció una joven que había sido finalista del concurso Miss Florida, la joven Elizabeth Kenyon, quien además había sido novia de Christopher. La policía, mientras investigaba estas desapariciones, descubrieron que ambas conocían a Christopher, aunque cuando fueron a buscarle el día 15 había desaparecido él también.
Tres días más tarde, el 18 de Marzo, atrajo hacia su coche a una joven que estaba de compras en un centro comercial de Satellite Beach. Poco después la mató y abandonó su cuerpo en Canaveral Groves, donde sería encontrado el 23 de Marzo.
El día 20 secuestró a una joven estudiante universitaria de 19 años en Tallahassee. Se dirigió a ella para ofrecerle unas fotografías para una agencia de modelos, a lo que ella rehusó. Entonces, Christopher sacó un arma, le ató las manos y la introdujo en el maletero del vehículo. Luego se trasladó a un motel, utilizó una corbata y pegamento para cegarla, procedió a violarla y le pasó unos hilos de cobre conectados a una batería por los pies para torturarla. Cuando ella intentó escapar, el amenzó con matarla, y entonces se produjo un forcejeo en el que ambos acabaron con diversas heridas. Ella consiguió llegar hasta el baño y logró encerrarse allí. Christopher intentó derribar la puerta y, como no lo logró, decidió huir de allí. El resto de clientes pensaron que aquellos gritos se debían a una típica pelea conyugal y le restaron importancia.
El 21 de Marzo de 1984 se acercó a una joven de 24 años llamada Terry Walden en Beaumont (Texas) y le ofreció posar para una sesión fotográfica. Ella declinó la oferta, y el día 23 desapareció. Su cadáver apareció el día 26 de Marzo en un canal de riego cerca de la ciudad. Ese mismo día también apareció el cadáver de la joven Suzanne Logan, de 21 años, quien había sido agredida, violada y posteriormente asesinada a puñaladas.
El 29 de Marzo secuestró a la joven de 18 años Sheryl Bonaventura en Colorado. Fueron vistos cenando en un restaurante de Silverton, donde Christopher dijo que se dirigían a Las Vegas para casarse. Sin embargo, lejos de llevarla a Las vegas, Christopher la llevó hasta Utah, donde le disparó y la apuñalo hasta causarle la muerte el día 31 de Marzo. El 1 de Abril, Christopher estaba en Las Vegas, donde conoció a una joven de 17 años que anhelaba ser modelo. Él la convenció para hacer una sesión fotográfica en el desierto cercano, a lo que ella aceptó. Su cadáver apareció el 13 de Mayo.
Cerca de Torrance, en el estado de California, conoció a una joven de 16 años llamada Marie Risico, a quien hizo una sesión fotográfica antes de secuestrarla y violarla. No obstante, se dio cuenta de que era una joven muy manipulable, con lo que decidió conservarla a su lado para así atraer a otras jóvenes levantando menos sospechas. En aquel tiempo ya se encontraba en la lista de los diez fugitivos más buscados por el FBI, así como reclamado por las autoridades autralianas por no haberse presentado al juicio que tenía pendiente en aquel país. Con ayuda de Marie logró secuestrar a la joven Dawnette Wilt, a quien violó. Poco después se dirigió hacia Nueva York, donde le dijo a Dawnette que la dejaría. Sin embargo, en un bosque a las afueras de Rochester la hizo bajar del coche para violarla e intentó estrangularla después de darle dos puñaladas. La dejó allí dándola por muerta, aunque lo cierto es que Dawnette sobrevivió y le contó a las autoridades que le había oído decir a Christopher que se dirigía hacia Canadá. Poco después Marie contactó con una mujer de 33 años y la convenció para que se fuese con ellos. Se llamaba Beth Dodge, y Christopher la violó abandonándola poco después con amenazándola de muerte si lo denunciaba.
Christopher compró entonces un coche de segunda mano, un Dogde Trans-Am, e hizo que Marie lo siguiese en él. Poco después Christopher abandonó el coche en el que iba y siguieron camino hacia Boston en el otro.
El día 13 de Abril intentó secuestrar a otra joven en Massachusetts, aunque en esta ocasión ella consiguió escapar a tiempo. Poco después de esto se detuvo en una gasolinera, donde se encontraban dos agentes de policía que tenían su descripción. Cuando se acercaron a él, cogió su pistola e intentó amenazarlos, pero uno de los agentes había logrado ponerse detrás de él y agarrarle. Se produjo un forcejeo en el cual Christopher se disparó a sí mismo en el pecho, ocasionándose la muerte en el acto. La bala le atravesó el corazón e incluso hirió al agente que lo agarraba por su espalda.
Christopher Bernard Wilder murió el 13 de Abril de 1984, dejando una fortuna personal de unos dos millones de dólares. Los cuerpos de Elizabeth Kenyon y Rosario Gonzalez no han sido encontrados. Así mismo, se cree que Christopher pudo haber tomado parte en los asesinatos de Wanda Beach (Australia)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s