Robert Hansen

Robert Christian Hansen nació el 15 de Febrero de 1939 en Estherville, en Iowa, en una familia en la que según se dice había muy poca comunicación. Durante su infancia y su juventud fue intimidado tanto en la escuela como en el instituto por su forma de hablar, ya que a parte de tímido era tartamudo.

Robert Hansen con uno de sus trofeos de caza

En el año 1957 se alistó en el Ejército, donde estaría un año antes de transaladarse a la localidad de Pocahontas, donde trabajaría como ayudante de instructor en la academia de policía. Poco tiempo después de su llegada, se enamoró de una veinteañera con quien se casaría en el año 1960.
El 7 de Diciembre de 1960 fue detenido por prenderle fuego al garaje de autobuses de la escuela local, y fue condenado a tres años de cárcel de los que finalmente cumplió 20 meses. Durante su estancia en la cárcel su mujer solicitó el divorcio. Otra vez en la calle, prosiguió con su trabajo, aunque curiosamente sería detenido varias veces por hurtos. En el año 1963 volvió a casarse, y se iría del pueblo finalmente en el año 1967 para instalarse en Anchorage, Alaska. Allí se haría muy conocido con el tiempo por su amabilidad y sus excelentes dotes para la caza. De hecho batiría varios récords cinegéticos e incluso sería incluído en el prestigioso libro de la asociación Pope&Young (*).
En el año 1977 fue detenido nuevamente, esta vez por el robo de una motosierra; además le fue diagnosticado un transtorno bipolar y le recetaron medicación a base de litio para tratar de controlar sus repentinos cambios de humor. A pesar de la receta, nunca fue obligado a tomar la medicación y un año más tarde, en 1978, fue liberado. Una vez libre, decidió abrir una panadería para “ganarse la vida y criar con dignidad a sus dos hijos” según sus propias palabras. Con el tiempo el negocio le fue bien e incluso llegó a comprarse una Piper PA-18 Super Cub, una pequeña avioneta biplaza con la que se iba a una cabaña a cazar.
Entre 1980 y 1983 comenzaron a descubrirse cuerpos de mujeres asesinadas. El primero fue hallado por unos trabajadores de la construcción cerca de la carretera de Eklutna. Como quiera que nunca pudieron identificar positivamente ese cadáver, le pusieron el sobrenombvre de “Annie de Eklutna”. Poco después apareció el cadáver de Joanne Messina, una joven prostituta de Anchorage en otro paraje aislado. Entonces el detective Glenn Flöthe solicitó la ayuda del FBI, quienes mandaron expertos. En un primer lugar se determinó que se trataba de un único autor, quien además era una experto cazador. Sin embargo, dicha descripción encajaba prácticamente con cualquier varón de la zona, con lo que la investigación no avanzaba.
El 13 de Junio de 1983 la joven Cindy Paulson llegó a la comisaría diciendo que se había escapado de la cabina de la avioneta de Robert Hansen mientras éste se encontraba cargando víveres para llevarse a la cabaña del Valle de Kink River. Cuando llegó a la comisaría aún llevaba puesto un juego de esposas. En su declaración afirmó que Robert le había ofrecido 200 dólares por posar para el para unas fotos, a lo que accedió; sin embargo en vez de hacerle la sesión de fotos se limitó a amordazarla para posteriormente violarla y agredila sexualmente con el mango de un martillo. Posteriormente se había logrado escapar hasta una carretera cercana, donde fue recogida por un camionero que la llevó hasta el puesto policial. Como además le conocía por ser vecinos, identificó sin la menor duda a Robert como su asaltante.
Cuando le interrogaron, Robert negó rotundamente las acusaciones, diciendo que la joven sólo trataba de meterle en problemas para sacarle dinero, y que él no iba a ceder al chantaje. La policía tuvo en cuenta su carácter humilde al declarar y como era muy conocido en la localidad no se le tuvo en cuenta como un sospechoso en principio.
Sin embargo, los agentes del FBi que trabajaban en la aparición de los cadáveres creyeron ver una línea de investigación allí, con lo que solicitaron (y obtuvieron) una orden de registro en casa del señor Hansen. Allí se encontraron numerosas joyas que no pertenecían a su mujer si no a las jóvenes desaparecidas, así como todo un arsenal de rifles. Esto último chocó bastante a los investigadores porque, a pesar de ser un cazador conocido, no lo era por las armas de fuego, si no por su habilidad asombrosa con el arco. Así mismo también encontraron junto a los rifles numerosos recortes de periódicos donde se mencionaban asesinatos de las jóvenes y sus desapariciones.
El experto en depredadores sexuales Roy Hazelwood, que se encontraba apoyando al resto del FBI en la investigación, dictaminó que probablemente Robert estuviese detrás de las desapariciones y asesinatos que se venían produciendo en la zona desde el año 1979. Según Hazelwood, el modus operandi de violar para luego soltar en el bosque y dar caza a la víctima encajaba perfectamente con Robert Hansen.
Robert fue detenido y acusado de tenencia ilícita de armas, robo, estafa, secuestro, violación y asesinato de al menos 17 prostitutas entre 1980 y 1983. Los cargos por estafa eran porque había denunciado el robo de varios trofeos y había cobrado una indenmización del seguro con la que se compró la avioneta. Curiosamente, los trofeos aparecieron en el patio de su casa. Robert se declaró culpable del asesinato de cuatro mujeres, aunque cambiaría su declaración posteriormente para asumir 12 asesinatos que fueron cometidos en el año 1983. Nuevamente, cambiaría la confesión otra vez más, tratando de llegar a un acuerdo con la policía para que no se publicitara su caso. Al aceptar el juez dicho arreglo, llevó a los agentes a la zona de su cabaña, donde reveló el paradero de 17 cadáveres, aunque la policía sólo tenía constancia de 12 desapariciones. Así mismo confirmó el modus operandi que le atribuían, diciendo que sentía un enorme placer al dar caza a sus víctimas.
Robert Hansen fue condenado a un total 461 años de prisión. Actualmente se encuentra en el presidio de Spring Creek, en Alaska.

——————————————

(*= cuando fue condenado la organización Pope & Young eliminó todo lo refrente a Robert Hansen como repulsa por sus asesinatos. Actualmente no existe constancia de que haya figurado nunca en su libro de registros)

Un comentario el “Robert Hansen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s