La bestia de Birkenshaw

Peter Thomas Anthony Manuel nació en Nueva York el 13 de Marzo de 1927 y era hijo de unos emigrantes escoceses. Poco tiempo después se mudaron a Detroit ya que esa ciudad que ofrecía mayor salida laboral para el padre, quien era mecánico. Sin embargo, en el año 1932, la familia se mudó de vuelta a Gran Bretaña.

Peter Thomas Anthony Manuel

Llegaron a la población de Birkenshaw, donde se establecerían definitivamente. Peter era un chico bastante retraído que apenas se relacionaba con los chicos de su edad, aunque sí con la poliía ya que desde los 10 años de edad fue sorprendido cometiendo pequeños hurtos. A los 16 años fue detenido por varios intentos de violación, lo que le granjeó nueve años de cárcel.
El 2 de Enero de 1956, agredió a la joven de 17 años Anne Kneilands en un campo de golf con una barra de hierro hasta causarle la muerte. Logró eludir un arresto por este caso ya que su padre corroboró una coartada.
El 17 de Septiembre de ese mismo año, mientras se encontraba de permiso penitenciario por un robo en una mina, Peter fue hasta cerca de Glasgow y entró en una casa donde vivían Marion y Viviene Watt, madre e hija de 45 y 16 años. En la casa también se encontraba la hermana de Marion, Margaret Broen. Las tres fueron asesinadas a disparos y el marido de Marion, William, fue detenido como presunto autor del asesinato múltiple y puesto a disposición judicial como presunto autor material.
El 8 de Diciembre de 1957, mientras se disponía a ir a una entrevista de trabajo, mató de dos disparos a Sydney Dunn, el taxista de 36 años que le llevaba a su cita laboral en Newscastle.
Veinte días más tarde, el 28 de Diciembre de 1956, la joven Isabelle Cooke, de 17 años, desapareció mientras iba a un espectáculo de danza en su colegio. Peter la secuestró para posteriormente estrangularla y enterrar su cuerpo en un descampado cercano.
Peter Smart se encontraba cenando el día de Nochevieja con su mujer Doris y con su hijo Michael cuando lamaron a la puerta. Durante la madrugada del 1 de Enero de 1958 fueron asesinados a disparos por Peter Manuel, como era conocido el asesino. Después de asesinarlos, se quedó en la casa por espacio de una semana, comiéndose los restos de la cena e incluso alimentando al gato que la familia tenía como mascota. Posteriormente se llevaría tanto el coche familiar como unos pequeños ahorros que los Smart tenían para irse de vacaciones.
Curiosidades de la vida, en esas fechas llegó a hablar con policías que investigaban el caso de Isabelle Cooke preocupándose por el caso, e incluso llegó a decirle a uno:

Me da la impresión de que ustedes no están buscando a la chica en el lugar correcto

Una vez que se descubrieron los cadáveres de la familia Smart, el policía aquien había dicho esa frase se quedó pensando en que tal vez William Watt no había sido el responsable de la muerte de su mujer, hija y cuñada; de que tal vez existía un asesino en serie suelto y que, también tal vez, Peter Manuel podía ser quien estaba detrás de todo esto. Como recordaba el nombre de aquel individuo que les había preguntado por la joven Isabelle, decidió mirar si tenía antecedentes; y sí, los tenía, además por repetidos intentos de violación y palizas. Comenzó a ser tenido en cuenta como sospechoso, y al investigar sus últimos movimientos notaron que algunos billetes con los que había pagado en un bar se correspondían con el lote que los Smart habían retirado del banco poco antes de su asesinato, así como unas pequeñas manchas de aceite que los habían impregnado de modo accidental mientras eran guardados en un mueble de la cocina por Doris. Inmediatamente procedieron a su arresto, y durante el interrogatorio Peter llegó a confesar nueve asesinatos, así como otros doce que no pudieron ser demostrados. Incluso llegó a confesar que había asesinado a una mujer vecina suya, la cual estaba viva. Por lo tanto, una vez examinadas las pruebas, fue hallado autor de nueve asesinatos, y juzgado por ellos.
Tras un juicio bastante breve en el que Peter Manuel intentó convencer al juez de que había obrado bajo demencia transitoria, fue hallado culpable de estos crímenes y sentenciado a muerte.
Peter Manuel fue finalmente ahorcado en la prisión de Barlinnie, en Glasgow, el 11 de Julio de 1958. Sus últimas palabras fueron:

Encienda la radio, y me iré en silencio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s