La masacre de la avenida Merillon

Colin Ferguson nació el 14 de Enero de 1958 en Kingston (capital de Jamaica) en una familia bastante pudiente. Su padre era un empresario farmacéutico considerado uno de los hombres más influyentes de Jamaica por la revista TIME. Vivía junto a sus hermanos en una mansión, siempre al cuidado de una niñera.

Colin Ferguson

Era un alumno brillante, que además era aficionado al deporte, miembro de los equipos de criket y fútbol.
En el año 1978 su padre, Von Herman Freguson, murió en un accidente de tráfico. A su funeral asistió lo más selecto de la alta sociedad jamaicana, así como políticos y militares de alto grado. Pocos meses más tarde, su madre falleció de un cáncer incurable. Con estas dos muertes tan seguidas, se acabaron los ingresos familiares, y tanto él como sus hermanos no tardaron mucho en llegar a la ruina. En el año 1982, el joven Colin fue hasta Estados Unidos con visado de turista, pero se quedó allí. Intentó buscar trabajo, pero no tenía suerte en esa labor; tan sólo encontraba puestos de recadero o de basurero, algo que a él debido a su formación le parecía humillante.
Conoció a Audrey Warren, una joven de ascendencia jamaicana como él, con quien acabaría casándose en Mayo de 1986, lo que le granjeó automáticamente la ciudadanía estadounidense. Se fueron a vivir juntos a Long Island (Nueva York), a una casa donde era frecuente que fuese la policía debido a las disputas que ambos mantenían, especialmente a altas horas de la noche. Dos años más tarde, en Mayo de 1988, Audrey consiguió el divorcio, propinando un duro golpe a su ya ex-marido.
El rechazo social que Colin decía sentir (era una persona bastante racista y con graves prejuicios hacia los blancos) se multiplicó tras esto.
El 18 de Agosto de 1989 estaba en la oficina del grupo de seguridad ADEMCO, donde había conseguido trabajo poco antes, cuando se subió a un taburete para alcanzar unos papeles en una estantería; resbaló y cayó al suelo, produciéndose lesiones en la cabeza, en el cuello y en la espalda, lo que implicó que dejase de trabajar. Intentó entonces completar su formación académica, pero finalmente se dedicó a malvivir y a emborracharse a diario. Sus conocidos coincidían en que era una persona que vestía elegantemente, pero que tenía una conducta muy cerrada en sí mismo, y que rara vez hablaba con nadie, ni siquiera para saludar.
En 1992 lo detuvieron por un altercado en el metro cuando una mujer le pidió que le dejase un poco de sitio para poder sentarse. Inmediatamente, él estalló presa de la furia gritándole toda una sarta de insultos, así como dándole empujones. Mientras esperaba juicio, envió cartas al ayuntamiento diciendo que su detención era totalmente infundada, así como de carácter racista (basándose en que la mujer del metro era de raza blanca, y que los policías que le detuvieron también). Esta reclamación fue desestimada.
En el año 1993 recibió una indemnización de 26.500 dólares por el accidente laboral de 1989, pero como le pareció poco insistió en que sus dolores persistían y que se debería revisar la compensación puesto que no le llegaba para los gastos médicos. Contactó con unos abogados que le dijeron que era mejor dejarlo, que no iba a recibir nada más y que sería mala idea gastar el dinero en juicios. Colin comenzó entonces a amenazarlos con cartas y llamadas intempestivas para que le hiciesen caso, llegando a mencionar en un par de ocasiones una masacre que había tenido lugar poco antes en California. Sin embargo, esto sólo le sirvió para que lo inluyesen en una lista de personas potencialmente peligrosas.
En 1993 se transladó a California a intentar buscar nuevas oportunidades, pero seguía teniendo escasa suerte y su carácter irascible no le ayudaba. Poco después de un mes volvería a Nueva York, a instalarse en el motel en que había vivido tiempo antes. El propietario del establecimiento notó que era aún más huraño todavía a su regreso, y tenía mayor obsesión si cabe por el racismo.
El 7 de Diciembre de 1993, Colin compró un billete de tren con destino a Long Island en la estación de Pennsylvania. llevaba con él una pistola y varios cargadores llenos de balas. Cuando el convoy se acercó a la estación de Merillon, se levantó de su asiento y, con aparente calma, empezó a disparar indiscriminadamente contra los pasajeros que iban en su vagón (unas ochenta personas). En tres minutos de disparos, mató en el acto a 6 personas e hirió a otras 19.
Fue interceptado por tres pasajeros que lo mantuvieron en el suelo hasta la llegada de la policía.
El 16 de Enero de 1994 comenzó el juicio contra Colin, y el día 19, tras tres días de presentación de pruebas, se leyó la acusación que lo culpaba de seis cargos de asesinato con premeditación, 19 de intento de homicidio, 34 de asalto deliberado y con los agravantes de racismo e intento de generar pánico social. Se generó uin gran revuelo mediático en torno al caso, que incluso llegó a provocar una advertencia de parte del juez a los abogados de ambas partes: o dejaban de hablar con la prensa, o tendría que tomar medidas como decretar el secreto sumarial y expulsarlos del juicio.
Finalmente, Colin fue condenado el 17 de Febrero de 1995 a cadena perpetua con un cumplimiento mínimo de 315 años y 8 meses, para asegurarse de que jamás saliese a la calle.
Cuando apenas llevaba una semana en la cárcel, Colin comenzó a denunciar que sufría acoso y agresiones por parte del resto de internos. El juez desestimó sus protestas teniendo en cuenta su carácter agresivo y su obsesión racial.
El 23 de Marzo de 1996, al regresar desde las duchas a su celda fue atacado por un grupo de reclusos que le propinó una brutal paliza. Ferguson denunció el ataque, dando los nombres de los reclusos implicados así como el de varios funcionarios que dijo que tenían conocimiento de lo que iba a suceder.
Actualmente, se encuentra cumpliendo pena el la Prisión de Attica, en Nueva York.

Un comentario el “La masacre de la avenida Merillon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s