Aum Shinrikyo

El nombre de Aum Shinrikyo (en castellano “La Verdad Suprema”) es una secta de origen japonés que actualmente tiene el nombre de Aleph.
Fue fundada por Shoko Asahara en el año 1984 como una especie de club de yoga, aunque a partir de 1989 ganó el status de organización religiosa.

Shoko Asahara, el fundador de "Aum Shinrikyo"

En ese momento atraía a muchos de los más brillantes universitarios de Japón, con lo que se consideraba una especie de “religión de élite”. Resultaba bastante difícil entrar dentro de la organización, puesto que había que pasar exámenes tanto teóricos, basados estudios sobre budismo y cristianismo fundamentalmente, como prácticos, basados primordialmente en un alto -o muy alto- nivel de yoga y de autocontrol físico. Se dice que Shoko Asahara era incluso capaz de levitar, si bien eso jamás ha sido demostrado por nada; probablemente se tratase de una leyenda para añadir más misterio a su ya notable carisma. Algunos miembros se habían implantado electrodos en el cráneo, que supuestamente servían para conectar sus mentes con las del “Maestro”.
Hay que señalar que la figura de Shoko era omnipresente dada su condición autoproclamada de semidivinidad, había imágenes suyas en los templos y los adeptos lo citaban constantemente.
Uno de los puntos de captación eran los estudiantes; incomprensiblemente, las mentes más brillantes de Japón caían en las redes bien tejidas de Aum Shinrikyo.
La organización prometía a la gente con dudas existenciales la resolución de éstas, puesto que su líder poseía “la Verdad Suprema”. Gracias a estas promesas, hacia el año 1995 la secta había crecido de forma exponencial: sólo en Japón tenían 9.000 miembros, y en otros países como Sri Lanka, Francia, Alemania o Estados Unidos sumaban según las fuentes oficiales unos 40.000. Aunque no sólo se dedicaban a prácticas espirituales. Dada la condición monástica de los adeptos, éstos renunciaban al mundo exterior, incluyendo a sus bienes terrenos en favor de Aum. Como muchos de los adeptos eran gente acaudalada, la organización llegó a amasar una nada despreciable fortuna, que invertía en comprar material para que sus miembros progresasen en la investigación sobre armamento y química. Lifton los definió como:
“Un grupo de élite de científicos evolucionados espiritualmente obligados a vivir bajo tierra durante una etapa de barbarie preparándose a sí mismos para el momento en el que resurjan y reconstruyan la civilización”.
Sin embargo, los auténticos planes de la organización pronto quedaron al descubierto.
Poco antes de ser elevada a religión, la secta fue bastante investigada, e incluso denunciada por Tsutsumi Sakamoto, un fiscal especialista en secta destructivas. El 4 de Noviembre de 1989, varios miembros de la secta irrumpieron en su casa, y le mataron de un martillazo en la cabeza. Inyectaron veneno a su mujer y a su hijo de 14 meses también. Sakamoto falleció en el acto, al igual que su hijo; sin embargo su mujer no, y fue finalmente estragulada. Se llevaron los cuerpos de la casa y no aparecieron hasta que finalmente los autores confesaron donde se hallaban al ser detenidos.
El 28 de Junio de 1994, varios adeptos de la secta liberaron gas Sarín en Matsumoto (Nagano), en una zona residencial de alto nivel. Se cree que esto se hizo para matar a varios miembros del tribunal que estaba investigando a la secta por fraude. En ese atentado, murieron 8 personas y resultaron gravemente afectadas otras 200. En un principio se culpó de este atentado a Yoshiyuki Kono por tener almacenadas grandes cantidades de pesticidas en su garaje. Los exámenes periciales demostraron que con el material que tenía Kono en su casa era totalmente imposible fabricar el gas empleado, con lo que las autoridades se disculparon públicamente con él tiempo después.
El 20 de Marzo de 1995, cinco miembros de Aum Shinrikyo lanzaron un ataque con gas Sarín en el metro de Tokio. Era lunes y se encontraba en plena hora punta. A consecuencia del ataque, murieron 12 personas, y 1.034 resultaron con diversas lesiones, qudando al menos 50 ciegas.
Los servicios sanitarios transladaron a 668 personas en ambulancias a los hospitales, aunque unas 5.000 llegaron por sus propios medios. Tras este atentado, las autoridades emitieron una orden de busca y captura sobre Shoko Asahara y sus adeptos más allegados. Shoko fue detenido en un pequeño búnker que tenía bajo uno de los edificios de la organización.
En el juicio fue condenado a muerte por ahorcamiento, el sistema que se emplea en Japón. Se solicitó su internamiento en un centro psiquiátrico, pero fue desestimado por el tribunal tras considerarlo apto para ser juzgado. Se desconoce el paradero de Shoko, pues las autoridades japonesas jamás hacen pública la fecha o el lugar de detención de un condenado a muerte. Se espera saber algo tras su ejecución.
Aum Shinrikuo existe en la actualidad bajo el nombre de Aleph. Todos los miembros de la anterior etapa fueron expulsados y tienen vetada su entrada (así como sus familiares) en el seno de la organización. Actualmente se dedican a enseñanzas budistas exclusivamente.

Un comentario el “Aum Shinrikyo

  1. […] de noviembre de 2.003. Shoko Asahara, líder de laa secta Aum Shinrikyo, predijo que entre el 30 de octubre y el 29 de noviembre de ese año un holocausto nuclear […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s