El destripador de Yorkshire

Peter William Sutcliffe nació el 2 de Junio de 1946 en Bingley, cerca de Yorkshire (Inglaterra). Era un niño introvertido y tímido, que pasó toda la infancia junto a su madre, incluso después de dejar el colegio a los 15 años. Siempre vivió con la frustración de que su padre, un hombre aficionado sobremanera a los deportes, no le viese con buenos ojos.

Peter Sutclife en 1981

En 1969 cayó en una profunda depresión al descubrir que su madre estaba liada con un vecino . Emocionalmente Peter se vino abajo. Tenía a su madre como una santa, y al enterarse de su infidelidad, se llevó una gran decepción. Corría el año 1966 cuando Peter conoció a Sonia Szurma, una hija de emigrantes checos, con quien acabaría casándose en el año 1974.
En 1977, tras casi tres años en casa de sus padres, Peter y Sonia se trasladan a Garden Lane, en Heaton, una calle tranquila habitada en su mayoría por ancianos.
Por aquel entonces Peter llevaba ya dos años asaltando y matando mujeres, nadie se hubiera atrevido a decir que él era el destripador (unos amigos lo insinuaron de broma y Peter se limitó a sonreir). Felizmente casado y en su nueva casa era un buen hijo y un marido fiel.
Entre Junio de 1975 y Agosto de 1978 Peter había asaltado de manera brutal a 14 mujeres, cinco sobrevivieron milagrosamente. Entre las declaraciones de éstas la policía realizó más de 70 retratos robot.
Las víctimas que murieron habían sido asesinadas siguiendo un mismo patrón; golpeadas con un martillo en la cabeza. En algunos casos, arrastró el cadáver hasta un lugar más resguardado, donde se ensañaba con ellas apuñalándolas repetidas veces en pecho y espalda. No presentaban agresión sexual. Se desahogaba pateando a sus víctimas (una de las pruebas fueron las huellas de sus botas) hasta cansarse. En una ocasión tumbó el cuerpo de la mujer y saltó encima de ella hasta romperle las costillas.
Su quinta víctima mortal, Jayne Macdonald, desconcertó a la policía, pues era una estudiante de 16 años, no una prostituta como el resto. Esto horrorizó a la población, que pedía la horca para el Destripador. La policía se temía lo peor y advirtió a la población femenina, puesto que según la Jefatura ya ninguna mujer estaba a salvo del destripador.
Peter Sutcliffe había sido interrogado por la policía en cuatro ocasiones, siempre tenía una coartada perfecta. Mientras era interrogado se mostraba tranquilo, en ningún momento perdió la calma.
Tras cinco ataques y nueve brutales homicidios el Destripador dejó de matar durante casi un año. Se sucedieron numerosas hipótesis. Entre ellas el suicidio; si se hubiera llevado su identidad a la tumba encajaría en la versión moderna de su homólogo victoriano, Jack el Destripador.
El 4 de Abril de 1979 vuelve a matar. Su décima víctima fue Josephine Whitaker de 19 años, recepcionista. Con este hecho saltó la alarma, era la segunda víctima que no se dedicaba a la prostitución; cualquier mujer que paseara sola de noche podría correr un serio peligro.
El 2 de Febrero de 1980 la policía interroga a Peter por novena vez, sin resultados. Once meses más tarde, el 2 de Enero de 1981 dos policías paran un coche en el que han visto subir a una mujer. Tenían orden de parar a todos los coches a los que subieran mujeres con aspecto de prostitutas. El conductor se presenta como Peter Williams y solicita al policía alejarse unos metros para poder orinar. Antes de salir del coche, con una maniobra rápida, saca un martillo y un afilado cuchillo de la guantera que oculta entre sus ropas; se dirige hacia unos arbustos cercanos.
Al regresar es detenido por llevar placas falsas de matrícula. Una vez en comisaría admite haber robado las placas de un depósito cercano, ya que no quería que se supiese -especialmente su mujer- que merodeaba por los lupanares. Peter es detenido hasta que llegan los principales investigadores del caso. Se comprobó que su grupo sanguíneo era similar al recogido en escenas del crimen. Uno de los policías que lo arrestó se enteró que estaban interrogando a Peter por los crímenes del Destripador de Yorkshire; rápidamente se dirigió al lugar de la detención y localizó, entre los arbustos, el cuchillo y el martillo que Peter había escondido.
El 4 de Enero de 1981 Peter Sutcliffe confiesa haber matado a 11 mujeres. Expresa su arrepentimiento “cuando pienso en todas ellas me doy cuenta del monstruo que soy”.
Es juzgado y condenado. EL 22 de Mayo de 1981 es sentenciado a cadena perpetua por el asesinato de 13 mujeres y por el intento de otras 7.
En su declaración, Peter Sutcliffe llegó a reírse cuando contó su entrevista con el policía que tenía la foto de las huellas de sus botas. No se dio cuenta que las llevaba puestas.
A día de hoy Sutcliffe continúa internado en el hospital de enfermos mentales peligrosos de Broadmoore. Ya ha sido atacado por otros internos y presos 3 veces. El primero en atacarlo fue James Costello en la prisión de Parkhurst en 1983. El segundo fue Paul Wilson quien con unos cascos de escuchar música intentó ahorcarlo en 1996. Y el tercero Ian Kay, peligroso ladrón y asesino que intentó clavarle una pluma por el ojo en 1997. También esta muy difundido el hecho de que Sutcliffe recibe a la semana hasta 30 cartas de admiradoras. En el año 2011 se cumplirán 30 años de encierro para Sutcliffe y es posible que alcance libertad condicional.

Un comentario el “El destripador de Yorkshire

  1. Nataly dice:

    Sería una irresponsabilidad dejarlo en libertad condicional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s