La masacre de Hungerford

Michael Robert Ryan nació en Hungerford (Inglaterra) el 18 de mayo de 1960. Fanático del personaje de cine Rambo y de las armas de fuego, tenía en casa un auténtico arsenal, que además tenía legalmente. Había sido el único hijo de un matrimonio relativamente mayor (su padre tenía cincuenta y cinco años cuando él nació).

Michael Robert Ryan

Su padre murió con ochenta años en 1985, lo que dejó a Ryan a solas con su madre, una mujer excesivamente protectora y que consentía a Michael lo que quisiese. En la época de la masacre, Michael tenía permiso legal para tener tres pistolas (una Zabal, una Beretta 92 y una Browning) y dos rifles semi-automáticos (un Kalashnikov AK-47 chino y una carabina M01). El 19 de Agosto de 1987, salió con vestimenta militar de su casa, y con varias armas, en su coche.
Ese fatídico día, en torno al mediodía y a once millas de Hungerford, Susan Godfrey se encontraba comiendo en un parque acompañada por sus hijos James y Hannah, cuando recibió trece disparos por la espalda. Ryan acababa de empezar la masacre.
Después se dirigió hacia Hungerford en su coche, y paró en una gasolinera. Allí disparó contra el cajero de la misma, aunque falló. Entonces se escapó, aunque fue visto por un motorista, quien se detuvo en el siguiente pueblo para realizar la primera llamada a los servicios de emergencia.
Casi a la una de la tarde, se detuvo en su casa y mató a los perros. Posteriormente, mató a su madre y le prendió fuego a la casa con gasolina.
Sacó a continuación las armas que llevaba en el coche (la Beretta y los dos fusiles) porque al parecer éste no arrancaba, y asesinó al matrimonio compuesto por Roland y Sheila Mason.
Siguió entonces a pie, e hirió a dos personas más, a Marjorie Jackson, y a la joven Lisa Mildenhall, quien sufrió graves heridas en ambas piernas. Marjorie consiguió hablar por teléfono con un compañero de su marido George White, quien avisó a éste. Posteriormente, George sería acribillado y el marido de Marjorie, Ivor Jakcson, resultaría herido. Por la misma acera, mataría después a Kenneth Clements, quien paseaba acompañado de su familia.
En ese momento llegó un coche patrulla, contra el que realizó veintitrés disparos. En su interior murió acribillado el agente Roger Brereton.  Linda Chapman y su hija Alison, que venían en su Volvo, fueron la siguientes heridas, recibiendo varios de los once disparos que realizó Michael contra el coche. Linda resultó herida en un brazo, pero su hija quedó parapléjica a causa de los impactos recibidos. A continuación, mató a Abdul Khan, quien se encontraba regando las plantas de su jardín.
En torno a las dos y media de la tarde, Michael Ryan se escondió en el Instituto Tecnológico John O’Gaunt, donde había estudiado y que afortunadamente se encontraba cerrado por vacaciones, y vacío. La policía lo acorraló allí, y a las siete de la tarde se escuchó un disparo: se había disparado en la cabeza. En ese momento la policía decidió entrar, y los agentes le encontraron con un hilo de vida. Según consta en el informe policial, cuando se acercaron a él pronunció las que serían sus últimas palabras:
“Ojalá me hubiese quedado en la cama”
Después de la que se conoce como “La Masacre de Hungerford”, los legisladores británicos ilegalizaron la tenecia de fusiles y subfusiles por parte de la sociedad civil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s