La sierra

Todos conocemos lo que es una sierra, entre otras cosas es un aparato de metal, con un extremo dentado que sirve para cortar. Lo que ya no es tan conocido para la gente en general, es que este utensilio empleado generalmente para talar y trocear árboles, fue empleado también contra seres humanos por la Inquisición española.

Sierra empleada con fines judiciales
Sierra empleada con fines judiciales

Esta herramienta propia de leñadores era el elemento pricipal de lo que se conoce como “El tormento de la sierra”. Para ser llevado a cabo dicho tormento, el prisionero era colgado cabeza abajo de un armazón de madera por los pies. Esta postura tenía la única finalidad de impedir una hemorragia que acabase en breves instantes con la vida del condenado. Al encontrarse en esa postura, la mayor parte de la sangre se desplazaba hacia el cerebro, lo que permitía que ni se perdiese una gran cantidad de sangre, ni que el reo perdiese la consciencia de un modo rápido. Hay que señalar que este tormento sólo se aplicaba a los condenados por sodomía (cosa que desgraciadamente sigue siendo condenable en algunos países actualmente). Por lo general, los verdugos, situados uno a cada lado del reo, comenzaban a cortar al prisionero como si de un tronco se tratase desde la ingle. Generalmente, los reos no llegaban a perder el conocimiento hasta que éstos alcanzaban el ombligo. Normalmente, al alcanzar la altura del estómago, la ejecución se detenía, dado que el prisionero ya había fallecido padeciendo unos dolores atroces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s